Muestra

Esta es la presentación que utilicé en clase para la exposición.

Anuncios

El entorno del marketing

Existen múltiples fuerzas que afectan a una estrategia de marketing. No es difícil imaginarlo. Piense un momento en toda la gente que implican, por ejemplo, las empresas, los clientes y los entornos en los que ocurre la interacción comercial entre ellos; luego los determinantes del comportamiento individual y grupal, o las implicaciones legales, culturales y económicas; por mencionar algunos elementos del entorno del marketing.  ¿Qué oportunidades de mercado existen? ¿Cómo afectan estas fuerzas mi actual estrategia de marketing? En el siguiente vídeo de la UDLA en línea, el profesor Marco Pineda hace una exposición del tema.

También les comparto las dispositivas del libro Marketing de Kotler y Armstrong, del capítulo relevante al entorno de marketing.

 

 

Nosotros los nobles

ImagenLa maestra Mónica me advirtió “no está buena maestro, lo que sigue”. No le falló. Nosotros los nobles es una muy, pero muy divertida comedia que levanta la mano por el buen cine mexicano no dramático.

Basada en  “El gran calavera” (Buñuel, 1949), Nosotros los nobles es una nueva adaptación de la obra de Adolfo Torrado. Bastante buena, otra vez, como aquella de Alcoriza en 1949.

Germán Noble (Gonzalo Vega) es un exitoso hombre de negocios -un workoholic-, viudo y con tres hijos: Javi (Luis Gerardo Méndez), Bárbara (Karla Souza) y Cha (Juan Pablo Gil). Un día, Germán se da cuenta de que sus hijos son unos buenos para nada, superficiales e irreverentes y decide darles una lección de vida.

Los muchachos se ven obligados a trabajar y salir adelante en un nuevo vecindario, como a 1,700 salarios mínimos de distancia de su refinado hogar. Su pobre preparación académica les hace competir por vacantes de bajos salarios y sus bajos salarios los hacen competir por sobrevivir en una parte de la sociedad mexicana contemporánea en la que el sobreestimado valor del dinero se desgasta ante la escasez, y descubre valores más elevados como la verdad, la solidaridad y el deseo de autorrealización.  

Respecto a las actuaciones, diré que estaba seguro de que Gonzalo Vega actuaría bien y así fue. Esas frases de “… que Dios la tenga en su gloria. Esa mujer era una santa” y “¿Eres de Puebla?” le quedaron excelentes y sólo recordarlo me da risa otra vez. No le pide nada a Fernando Soler, francamente.

Las actuaciones de Luis Gerardo Méndez, Karla Souza y Juan Pablo Gil son excelentes también. Javi y Bárbara, a mi gusto, se llevan la película. Javi con su caída libre a un mundo seis niveles más abajo en la escala socioeconómica del INEGI y Bárbara con su huge love andaluz de Cholula. Les salió naturalito ¿serán?

Escrita, producida y dirigida por Gary Alazraki (y familia) diría que esta película si funciona, y funciona muy bien (je,je).

No hay que verla, lo que sigue.

Lincoln (2012)

Lincoln-2012Cerca de mi casa materna, en Monterrey, está la avenida Lincoln. Desde niño crucé esa avenida todos los días, hasta que me casé y me mudé a Santa Catarina. El nombre de Abraham Lincoln me es muy familiar. Su obra, sin embargo, no. He escuchado de sus discursos, de su legado en la administración pública norteamericana, pero no me atrevería a decir que lo conozco.

Decidí ver Lincoln (Spielberg, 2012) cuando Daniel Day-Lewis recibió el Oscar al mejor actor. La película es un drama de la promoción de la decimotercera enmienda a la constitución norteamericana, que abolió la esclavitud allá en el vecino país. Basado en la obra de Doris Kearns Goodwin, Team of Rivals (2005), la historia permite apreciar el genio político de Lincoln, conocer los coprotagonistas de esta memorable página en la historia de nuestros primos del norte y reconocer el particular entorno en el que este éxito político tuvo lugar.

La historia comienza en el preámbulo del final de la guerra civil. Lincoln anticipa la oportunidad de promover la enmienda en la cámara de representantes y hace uso de sus habilidades políticas para sobreponerse a sus adversarios demócratas y republicanos conservadores (Lincoln provenía de una nueva ola de republicanos). A la par, Lincoln protagoniza una drama familiar matizado por la entonces reciente pérdida de uno de sus hijos, la depresión de su esposa (interpretada por Sally Fieldy) y la rebeldía de su hijo mayor, Robert, interpretado por Joseph Gordon-Levitt (el futuro Robin, según se aprecia en Batman, El Caballero de la Noche Asciende; 2012). La biografía de Lincoln es dramática en realidad, así que había material de sobra para darle color al trabajo documental político.

Al final, como podrán ustedes anticipar, el éxito en el congreso y el fin de la guerra civil se oscurecen con la trágica muerte de Lincoln. Spielberg (director) y  Kushner (guión) consiguen darle un nuevo efecto dramático a la historia por todos conocida. Muy emocionante. Quizá el mejor momento de la película, a mi gusto.

El director, el guionista y el actor muestran un Lincoln muy humano. Simpático, empático, accesible, buen padre, buen esposo, buen amigo, el líder que la unión necesitaba en ese momento. Puedo notar una admiración por este personaje histórico.

No me pareció una gran película, aunque sí, cuenta con la gran actuación de Day-Lewis. En fin, si eres fan del actor, el director o de Lincoln, hay que verla.

Todos los caminos llevan a casa (Jibeuro, 2002)

Jibeuro- camino a casaMe la recomendaron en la biblioteca de la UVM. Una excelente película, me aseguraron. En la sala de maestros de UNICA me dijeron maestros más expertos en la apreciación cinematográfica que se trataba de una deliciosa, aunque simple, película oriental que hace unos años se había exhibido en una muestra internacional. Tómate tu tiempo para verla, porque es para disfrutarse; me aconsejó uno de mis compañeros.

La vi en tres sentadas. No es el acelerado ritmo de las películas de Hollywood. Es más bien lenta, dicho ésto para bien. Te deja disfrutar las tomas, apreciar el entorno físico y emocional de cada escena. Resultó muy deliciosa, cierto.

Las actuaciones de Seung Ho Yoo y Eul-boon Kim son fabulosas y admirables. Particularmente la de la última, porque resulta que esta dulce viejecita nunca había actuado, más aún, nunca había visto una película antes. Ella fue encontrada en el campo sur coreano, por el director Jeong-hyang Lee, en un casting. Realmente terminé amando a la abuela muda y odiando al chiquillo malcriado.

La película trata de un niño, Sang Woo, a quien llevan a casa de su abuela para que se quede un par de meses, mientras su mamá busca un nuevo empleo.

El malcriado, huérfano de padre, habituado a la cómoda vida en la moderna Seúl la pasa muy mal en la alejada aldea, en la austera y aislada residencia de la abuela; hasta que conoce a Cheol-e (Kyung-hyun Min) de quien se enamora y quien se convierte en el objeto de sus sueños.

La abuela que recibe con cariño a su nieto, ignora las groserías del pequeño monstruo -créame, no exagero- y le ofrece toneladas atención, cariño, respeto y amor.

La admirable y constante actitud de la abuela da luz a valores y sentimientos que Sang Woo descubre y adopta como quien encuentra un juguete viejo en el armario familiar. Y nosotros también. Está como para salirte de la sala y marcarle a tu abuela.

Muy recomendable.

Basado en el blog de la maestra Alejandra Rotf les recomiendo reflexionar antes y después de ver la película en las siguientes preguntas: ¿Podemos cambiar las conductas inadecuadas de los niños?, ¿Cuál es el camino para educarlos?, ¿De qué manera podemos comunicarnos con ellos?, ¿Qué se puede aprender de una abuela muda? y, sólo al final, ¿Qué producto comunicativo propondrías para éste propósito?